A tres kilómetros del albergue se encuentra la Villa de Santillana del Mar. Se puede acceder a la villa por medio de autobús o taxi, en Santillana del Mar se encuentran las cuevas de Altamira, también accesibles por medio de taxi o autobús.

Queveda es un pequeño pueblo que tiene su encanto, hay una iglesia en el centro del pueblo junto al palacio de las Quevedo. También tenemos una pequeña capilla donde dicen algunas lenguas pernocto una noche uno de los primeros peregrinos que paso por Queveda.